La teoría del apego fue inicialmente propuesta por el psiquiatra y psicoanalista británico John Bowlby para explicar por qué los seres humanos tenemos la tendencia a desarrollar vínculos específicos con otras personas y como las relaciones importantes de los niños con sus cuidadores y su familia influyen de manera marcada sobre su desarrollo psicológico. Mas tarde esta teoría fue ampliada por otros autores como Colin Murray Parkes (que se ocupó de proceso de duelo), Mary Ainsworth (que estudió la interacción de los niños pequeños con su mamá) y muchos otros clínicos e investigadores de diferentes países.

Cuando intentamos dar sentido a nuestra vida adulta y mundo de relaciones, también debemos pensar en nuestras experiencias infantiles. Nuestra vida familiar temprana es sumamente importante para nuestro funcionamiento y comportamiento emocional posterior. En este contexto, tiene sentido emprender un viaje de exploración para descubrir vínculos significativos entre el pasado y el presente. Esto es lo que llamamos exploración de los modelos operativos internos: cómo creamos inconscientemente mapas internos de relaciones que actualmente se configuran en modo de piloto automático. 

Si te permites permanecer en el proceso terapéutico durante un tiempo (incluso a través de Skype), entonces puedes esperar encontrar formas de cambiar y vivir una vida más plena. Veo la terapia como un proceso que involucra fundamentalmente un diálogo reflexivo entre el paciente y el terapeuta. Esto también incluye negociar honorarios de negociación y la finalización de la terapia. El diálogo reflexivo también significa respeto mutuo, empatía, consideración y sentido de integridad.